viernes, 22 de marzo de 2019

MENSAJEROS DE LA PRIMAVERA

Que bueno estar de nuevo en primavera! Ya podemos quitarnos alguna capa del invierno, huele a flor en las calles, y se empieza a estar muy a gustito en la terraza del bar.  Mientras nos estamos despidiendo de los últimos colirrojos tizones, en el grupo local llevamos ya algunas semanas preparando la vuelta de nuestros compañeros veraneantes : los vencejos (vencejo común, vencejo pálido)



1/ Los vencejos de Loli 
El año pasado, Carlos nuestro coordinador propusó a Loli, una compañera del grupo, instalar en una de sus ventanas, una caja nido doble. Gracias a su dedicación poniendo el reclamo a diario, consiguió que se ocupará esta caja en su primera temporada. Todo un éxito ! Pudimos entoncés disfrutar de ver al único pollo de la nidada a través de una pequeña rendija de la caja (ver artículo)
Para este verano, nos hemos tomado las cosas más en serio y hemos preparado esta misma caja con dos cámaras : una para cada nidal. Con espíritu de equipo se nos ha quedado del diez ;-)


Una vista de la cámara desde la entrada de un nidal
El programa a través del cual podemos ver el nidal que se ocupó el año anterior

El equipo técnico : Loli, Carlos y Maud

Las dos cámaras se pueden conectar por USB al ordenador cuando se quiere grabar el interior de la caja y estamos a la espera de que vuelvan los inquilinos !


2/ Las cajas del teatro cómico
2018 fue también la primera temporada de las cinco cajas que colgamos en la azotea del teatro cómico de Córdoba. Os recordamos que tuvimos sospechas de que hubiera habido intento de ocupación en tres nidales por vencejos : los nidales 1b, 3a y 4b (ver artículo)
En un pispas, las volvimos a colocar a finales de febrero y añadimos algunas plumas a todos los nidales de abajo (1b, 2b, 3b, 4b, y 5b) para favorecer la ocupación de las mismas.

One, two...
Three...


Four, five !

Ya está ! Recién numeradas y listas para acoger hasta 10 parejas.

3/ El colegio Al-Yussana
Finalmente, en Lucena, el pasado 7 de marzo, nos entusiasmamos compartiendo nuestro afán por estas aves con alumnos de primaria del colegio Al-Yussana. Gracias a la motivación de sus profesores, dímos una pequeña charla a los niños, y nos quedamos sorprendidos al ver todas las preguntas que surgieron. 














También allí, en el colegio, se colocarán tres cajas dónde si hay suerte, los alumnos podrán disfrutar de tener nuevos compañeros alados para los proximos años. Dedos cruzados !







jueves, 7 de marzo de 2019

REVISIÓN CAJAS NIDO LOS VILLARES 2018


Desde el pasado mes de octubre hasta el mes de enero, hemos estado desarrollando la revisión, limpieza, reparación y preparación de las cajas nido que tenemos instaladas en el Parque Periurbano de los Villares para que estén dispuestas para la próxima primavera.

Nido de herrerillo común
No todas estuvieron operativas, ya que debido a varias circunstancias (desaparición, manipulación por personas, abiertas por pájaros carpinteros,…) solo quedaron 133 disponibles, de un total de 144 cajas instaladas, durante la época de cría del pasado 2018. De éstas, se observó ocupación en 103, lo que supone un 77,44 % de éxito de ocupación, un dato muy similar al del año pasado y de los más altos desde que llevamos con este proyecto en los Villares.

Entre las cajas ocupadas, se detectó doble éxito de nidificación en tres de ellas; una que fue ocupada por una pareja de herrerillo común y posteriormente, cuando fue ya abandonada, fue elegida por una pareja de carbonero común para sacar su puesta; otra con dos puestas de herrerillo común y la tercera con dos puestas de carbonero común.

Limpiando una caja
De las 30 cajas nido consideradas como no ocupadas, varias se vieron afectadas por diversas molestias, influyendo negativamente en el éxito de ocupación de las mismas. No obstante, se hallaron materiales o signos de intento de nidificación sin éxito en 5 de ellas.


Las especies que han ocupado estas cajas nido en 2018 han sido carbonero común (Parus major), herrerillo común (Cyanistes caeruleus), herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus), gorrión común (Passer domesticus), trepador azul (Sitta europaea), agateador común (Certhia brachydactyla) y colirrojo real (Phoenicurus phoenicurus).

Gráfico de ocupación por especies en 2018
De las incidencias más destacables de este año está el notable descenso de la ocupación por agateador común, que finalmente se quedó en una sola caja de las veinte que para esta especie hay instaladas, pero el hecho de su ubicación a baja altura ha facilitado la manipulación y molestias humanas que probablemente han derivado en este resultado. Indicar que de las once cajas inutilizadas durante la primavera cinco fueron de agateador y por acción deliberada de personas.

Agateador común
Limpiando una caja de agateador



































Otra curiosidad, durante la limpieza de este año, hace referencia a la chinche americana del pino, especie invasora originaria del oeste de Estados Unidos, que se alimenta de la savia de brotes, piñones y piñas en formación. El año pasado se detectó un único individuo en un nido, mientras que este año se han observado cinco en cuatro nidos de diferentes zonas del parque.

En cuanto a la predación, este año solo se ha apreciado signos en dos de las 103 cajas ocupadas, es decir, un 1’94%. El porcentaje más bajo de todos los años que se lleva con el proyecto. Todo un éxito que avala las medidas que progresivamente se han ido adoptando: voladizos metálicos en el techo, placas metálicas alrededor de la abertura de la caja, forrado de malla para los laterales y la instalación de una tablilla interior. Esta última se coloca justo bajo el agujero de acceso, para que divida el espacio interior en dos zonas y protege la inferior, donde se crían los pollos, de aquellos predadores que introducen las patas por la abertura de la caja intentando alcanzar a las aves.

Analizando uno de los nidos
Caja ocupada por una pareja de trepadores azules
Los datos obtenidos confirman la idoneidad del proyecto en el entorno en el que se está desarrollando, tan deficitario en oquedades naturales que permitan a estas especies llevar a cabo sus puestas y su reproducción. Especies que, a su vez, velan por la buena salud del bosque, de los árboles y matorrales, controlando la población de orugas, insectos y potenciales plagas.
Carbonero común

Herrerillo común
Objetivo final del proyecto. Pollo de herrerillo común.
Nido de herrerillo en el que destacaba la presencia de mucho pelo de jabalí.
Ya estamos deseando saber qué pasa en esta primavera. Os seguiremos informando y, si os apetece, podéis acompañarnos.


domingo, 24 de febrero de 2019

EL TESORO DEL DONADÍO

A finales de febrero estuvimos visitando una de las zonas húmedas con mayor biodiversidad de la provincia de Córdoba, la laguna de Donadío, en la proximidades de la localidad de Santaella, sede de la imponente iglesia de la Asunción, "la catedral de la campiña", con su no menos majestuosa colonia de primillas.
En una actividad auspiciada por el área de Turismo del consistorio local y la Diputación Provincial, escolares de este municipio han visitado este enclave con sus profesores para conocer el increíble tesoro natural del que gozan.  Un geólogo y el grupo local SEO/Córdoba les acompañamos para proporcionarles información sobre las características del terreno donde se asienta la laguna y la increíble variedad de aves que hacen uso de este enclave.

Los pequeños al asomarse al telescopio descubrieron un mundo nuevo
Los niños se arremolinan y esperan su turno en torno a los telescopios para ver las aves de la laguna
Siguiendo la máxima de que nadie puede amar lo que no se conoce, esperamos que todos estos chicos, después de esta experiencia, se enamoren de este lugar y de todas las aves que la pueblan.


Los niños de entre 3 y 10 años, mostraron mucho interés

El grupo de escolares de La Montiela que visitó la laguna 
La Laguna del Donadío, 40 km al sudoeste de la capital cordobesa, y muy próxima al río Genil y el límite provincial con Sevilla, presenta un carácter estacional y sus aguas son semisalobres.
Es una isla rebosante de vida, rodeada de olivos. Enmarcados entre los tarajes aparecen carrizos, eneas y cañas que delimitan la lámina de agua y sirven de refugio, área de nidificación y alimento a una amplia y riquísima comunidad de aves.
Esta laguna incomprensiblemente, carece aún del carácter de reserva natural del que sí gozan otras lagunas del sur de la provincia de Córdoba, pero no desmerece lo más mínimo de ellas y es un enclave privilegiado para contemplar especies tan icónicas como la malvasía cabeciblanca.

Malvasía cabeciblanca
Grupo de flamencos
Así, ante nuestros ojos, se mostraron decenas de flamencos y fochas, los más abundantes, pero también contemplamos a la ya citada malvasía, zampullines comunes (o chicos), ánades frisos, ánades reales (o azulones), patos colorados, porrones y un aguilucho lagunero que surcaba los cielos de un extremo a otro de la laguna.
Zampullín chico
Hembra de aguilucho lagunero
Hasta un centenar de especies de aves han sido vistas en este lugar. Por ello es un sitio a tener muy en cuenta para visitar. Así que haced un hueco en vuestra agenda esta primavera y quizás seáis vosotros quienes contempléis las canasteras, el avetorillo o la garza imperial que la frecuentan en esas fechas.

miércoles, 13 de febrero de 2019

EL GORRIÓN APRUEBA CUM LAUDE EN RABANALES

Hola amigos. Recientemente hemos terminado la revisión de las cajas ubicadas en el campus de Rabanales en colaboración con el Aula de Sostenibilidad de la UCO. Ésta ha sido la tercera temporada en que han hospedado a nuestros amigos alados y la primera conclusión es positiva. La tasa de ocupación ha alcanzado el 28 %. Esto supone un incremento constante cada año desde la instalación de las mismas hace tres.

Miguel Antúnez del Aula de Sostenibilidad de la UCO con el equipo de revisión


Bajando cajas, ya metidos en faena

El segundo punto a resaltar es que el gorrión común parece haber descubierto las bondades de las cajas frente a las posibilidades que ofrecen los edificios del campus para nidificar. Así se convierte claramente en el mayor inquilino de las mismas. Hasta once de las diecisiete cajas ocupadas lo fueron por esta ave.

Nidal de gorrión común, el más abundante en la revisión

La segunda especie que más ha ocupado las cajas ha sido el herrerillo común, presente hasta en cinco de las cajas ocupadas.


Dos nidales de herrerillo común, el párido más frecuente en el Campus de Rabanales

Finalmente la caja restante tuvo a una pareja de carboneros comunes por inquilinos, y no tuvieron mucha suerte, pues aparecieron tres pollos muertos en el interior.






Dos instantáneas del nidal de carbonero común, donde se aprecian los pollos muertos.

La tasa de predación se mantiene elevada, en torno al 18%, pues ha habido indicios de la misma hasta en tres de las diecisiete cajas. Un dato a considerar y que debe hacernos desarrollar mejores estrategias en el diseño y la colocación de las cajas.

Mapa de ocupación 2018. En rojo, gorrión; amarillo, herrerillo común; verde, carbonero. 


La ocupación se concentró en la zona de la colonia San José. Un dato ya apuntado la temporada pasada y que se confirma y acentúa en esta de manera rotunda. Y nos despedimos esperando que la próxima primavera continúe el crecimiento de este proyecto que muestra el éxito de la colaboración entre la UCO  y el grupo local SEO-Córdoba.



miércoles, 30 de enero de 2019

EL REY DE LOS MONTES COMUNALES

A finales de enero estuvimos visitando la finca Montes Comunales, del muncipio cordobés de Adamuz.
Este es un enclave privilegiado para estar en contacto con la naturaleza realizando alguno de los senderos señalizados a tal fin , disfrutar de la berrea, contemplar el vuelo de rapaces o deleitarse con la actividad de los páridos que ocupan las cajas nido.



Una instantánea del Matapuercas, que junto con el río Varas delimitan la finca

Pinares y algunas manchas de encinares conforman el paisaje de los Montes Comunales


Justo Medina y Jordi Mercadé en acción bajando las cajas para revisarlas
Allí entre las encinas y los pinares ubicamos en el otoño de 2016 cajas para páridos que construimos con nuestros amigos de la asociación Damus. Esta ha sido pues la segunda temporada que este lugar alberga nuestras cajas y los resultados obtenidos han sido satisfactorios. Del total de cajas instaladas, 46, han sido ocupadas 23. Con lo que tenemos una tasa de ocupación del 50%. En ninguna de las cajas apreciamos signos de predación y apenas hallamos pollos muertos o huevos sin eclosionar en los nidos retirados. Un dato importante es que salvo en una de las cajas el ocupante siempre fue el mismo, el herrerillo común. Este dato ya fue anticipado en la visita primaveral que realizamos para detectar la actividad asociada a cada caja. La otra especie ocupante ha sido el trepador azul.

Mapa de ocupación de las cajas en 2018. En amarillo ocupación por herrerillo, en azul, trepador y en rojo las vacías

Nidal de herrerillo, la especie 
ocupante casi exclusiva
Otro nidal de herrerillo común 
con muchas plumas de paloma

La única caja no ocupada 
por herrerillos lo fue por 
un trepador azul
Barro y cortezas de pino, 
los materiales usados 
por el trepador azul
 






















Otro dato importante es el uso que hacen las aves de las cajas fuera del período reproductor, utilizando las mismas como refugio para guarecerse y pasar las frías noches en este entorno. Hecho este relevado por la presencia sobre los nidos o en las cajas no ocupadas de importantes acúmulos de deyecciones de las aves. Así hasta en trece de las cajas instaladas había signos de uso de la caja para este fin concreto.





La gran cantidad de excretas 
sobre el nido revela el uso de la
caja por las aves tras el periodo reproductor
Caja usada como refugio y 
"letrina" por las aves




 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Para rematar la jornada en nuestro afán por mejorar la 
biodiversidad y por consiguiente abrir el abanico de especies ocupantes, instalamos varios nidales para agateador común. A ver si en la próxima primavera se ocupan "estas nuevas oportunidades para la vida".


Fijando al tronco las cajas de agateador, con su diseño característico

Nos despedimos indicándoos que esta finca puede ser visitada habiendo pedido previamente permiso al Ayuntamiento de Adamuz en la siguiente dirección : turismo@adamuz.es . Sólo tenéis que indicar vuestros datos personales, el número de personas y los senderos que queréis recorrer y la fecha. Nosotros volveremos a Montes Comunales de Adamuz en el próximo mes de mayo.