lunes, 17 de febrero de 2020

ESPERANDO LA VUELTA DE LOS VENCEJOS

El pasado 8 de febrero, llevamos a cabo todos los preparativos para la vuelta de los inquilinos de una de nuestras cajas : una pareja de vencejos comunes.

Esa pareja ocupó por primera vez su nido en 2018. Fue todo un logro conseguir que se ocupase en su momento ya que fue justo en este año que se colocó esta caja. 
En 2019, instalamos una cámara para poder grabar todo su periodo reproductor y pudimos compartir con vosotros el día a día de esta familia de aves que llevó adelante a dos pollos. 
Ahora, para esta tercera temporada, nos hemos dotado de una mejor cámara.

  • Como elegimos nuestra cámara ? 
Los criterios que eran importante para nosotros fueron :
- Que tenga mejor definición
- Que sea pequeña para poder instalarla en el interior de la caja
- Que pueda enfocar a una distancia reducida (30cm)
- Que su coste sea asequible (unos 25 euros)

Existen cámaras IP con visión nocturna que son lo ideal si se pretende grabar las 24h y poder difundirlo en directo en internet si se quiere compartir las imágenes. Sin embargo, el precio de este tipo de material es bastante elevado. Así que después de disfrutar de algunos consejos del Cornell Lab of Ornithology que contactamos por mail y de barajar varias opciones, nos dirígimos hacia este modelo :




Imagen del nidal 

Para instalarla, modificamos la caja que contaba con dos nidales. Eliminamos el tabique central con el fin de poder grabar el nidal en primer plano así como la entrada de la caja al fondo, manteniendo la misma entrada a la caja.



La caja modificada : la entrada que será utilizada por los vencejos es la misma que el año pasado, la de la derecha. Se condena la entrada izquierda y y se suprime el nidal izquierdo.


Equipados con nuestras mejores herramientas !



La cámara ya fijada : el cable USB sale de la caja gracias a un surco en la madera, pasa hacia el piso por la ventana y puede ser conectado al ordenador.


Controlando calidad de imagen y distancia de enfoque



Este tipo de camára tiene el inconveniente de perder mucho calidad de imagen en cuanto baje la luz, por lo tanto hemos decidido equipar la caja con una tira de leds que podrá ayudar a paliar este problema. Haciendo pruebas, optamos por fijarlas de tal manera que dieran luz al nidal de manera indirecta, reflejándose en un fondo blanco. De esta forma, tenemos una iluminación que nos permite grabar, sin molestar con luz directa a los vencejos.

Agujero de entrada de la tira de leds

Fijación de los leds en el interior de la caja

Tomando medidas del tabique de reflección de luz

Empuñando brocha para darle el toque final al tabique : el color blanco nos permitirá reflejar lo máximo de luz posible


Vista desde la entrada de la caja sin el tabique

Vista desde la entrada de la caja con el tabique instalado

Comprobamos la calidad de la imagen con la caja instalada en el poyete de la ventana y listo !



El equipo : Loli, Carlos, Ignacio, Mari Carmen y Maud


El programa que utilizaremos para grabar con esta cámara es AMcap, un software que se puede descargar gratis en la web, y compartiremos las imágenes en este blog y en nuestra página Facebook SEO-Córdoba. Ya sólo nos queda tener un poco de paciencia hasta la vuelta de nuestros vencejos que esperamos ver a partir de mediados de abril. Estaremos atentos ! 

Mientras os esperamos en el mirador de aves de Villafranca para nuestro programa de Seguimiento de la Migración de Aves Planeadoras SMAP, todos los sábados y domingos de 9h a 14h !


lunes, 20 de enero de 2020

LOS ÁRBOLES DE LA ESPERANZA

El pasado 12 de enero casi cuarenta personas nos congregamos en la parcela propiedad del ministerio de Fomento en el polígono del Granadal para continuar los trabajos de reforestación  que llevamos a cabo cada año como integrantes de la Plataforma Verde por el Clima. En este caso estuvimos acompañados por miembros de la asociación GEA, que repitieron experiencia con nosotros por segundo año.


Los voluntarios recibiendo atentamente las instrucciones previas al inicio de la actividad


Y listos para empezar a darlo todo !

Una panorámica general del lugar de la plantación y los voluntarios en febril actividad 

Nada más llegar , algunos de los participantes  en la edición del año pasado manifestaban su alegría porque los arbolillos plantados por ellos habían sobrevivido al duro estío cordobés. Lógicamente no hubiera sido posible sin el  programa de riegos y mantenimiento que siempre llevamos a cabo en verano y que nos permite alcanzar una supervivencia superior al 80% de las marras plantadas. Casi podríamos decir de manera un poco metafórica, que los arbolillos son regados hasta con el sudor de los voluntarios.


Compartiendo el esfuerzo, se hace más ligero !



Una entusiasta voluntaria haciendo hueco para su plantón

Fueron plantadas unas cuarenta marras. Todas ellas con un porte entre un metro y metro y medio. Almezos, laureles, granados, majuelos, pinos y algarrobos. En medio de la actividad, nos saludaron los primeros grupos de cigueñas blancas en migración dándonos ánimo !



Una de las marras plantadas 


Grupo de cigueñas blancas 

Un grupo de niños participantes en la actividad. Ellos podrán gozar de la magnificencia de los árboles a los que darán lugar nuestros plantones

En un año como el pasado donde el fuego ha devorado millones de hectáreas en Rusia, la Amazonia, África y ahora Australia,  liberando toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera que agravarán las consecuencias del cambio climático, provocando la muerte a millones de animales y  acercando un poco más a la humanidad a un precipicio insalvable, acciones como ésta o como otra iniciativa, la Gran Bellotada Ibérica, a la que se han sumado cientos de personas en todo el país, son una rayo de esperanza y muestran que todos podemos aportar algo para ser parte de la solución y no del problema. El futuro dependerá de lo que cada uno de nosotros hagamos. 


Se forman equipos de trabajo, y se disfruta del momento



Un par de voluntarias de GEA plantando un almezo.
Así nos quedamos de satisfechos y con ganas de repetir !


Video de la actividad :



jueves, 17 de octubre de 2019

SANTAELLA : EL TORREÓN DE LOS VENCEJOS

En uno de nuestros recientes posts hablábamos sobre los problemas que amenazan la supervivencia de las poblaciones de vencejos en el World Swift Day. Hoy vamos a exponer aquí un caso concreto ocurrido en nuestra provincia: el del torreón almohade de Santaella.


El torreón de Santaella, con los mechinales donde nidificaba su gran colonia de vencejo común. Fijáos como a la izquierda también había oquedades en el lienzo de muralla, hoy cegadas, que también albergaban a estas aves.   



Dicha población contaba con varios lienzos de muralla y un hermoso torreón, que albergaba una enorme colonia de vencejo común.  En un cubo de seis por seis metros y diez de alto, podrías encontrar tantos vencejos como por ejemplo en el hospital provincial de Córdoba: unas 200 parejas y su cohorte de bangers en plena temporada reproductora. Además había reseña histórica de presencia en el edificio de cernícalo primilla y lechuza.

Debido al deterioro del edificio, necesitaba una reforma.  La presencia de palomas había sido identificada como una de las causas del deterioro del mismo. Así en el verano de 2018 el consistorio local aprobó un proyecto para la reforma del torreón. Los trabajos se desarrollaron durante meses, y cuando finalmente se retiró el andamiaje y la malla,  los vecinos de Santaella pudieron contemplar una imagen  que les dejó atónitos: los casi doscientos mechinales del edificio donde nidificaban los vencejos de manera secular habían sido tapados. Esta medida radical  iba dirigida hacia la erradicación de la presencia de las palomas  en el edificio. Nadie de los impulsores o ejecutores del proyecto había sido consciente de que los mechinales albergaban una enorme colonia de vencejos e ignoraban también que la ley protege e impide la destrucción de sus lugares de nidificación .





Desoladora imagen de los muros del torreón, convertido ya en "piedra muerta", con todos los mechinales que albergaron vida durante ocho siglos, sellados. 
A finales de enero del presente año, el ayuntamiento de Santaella contactó con el grupo local SEO-Córdoba y nos solicitó asesoramiento sobre como paliar la situación, pues habían sido instados por la Delegación Provincial de Medio Ambiente a reabrir los mechinales bajo amenaza de sanción.

Tras visitar el lugar, aconsejamos primero la reapertura de los mechinales, única medida que garantizaría la permanencia de la colonia y respetaría el marco legal. En segundo lugar la habilitación de unas oquedades existentes en un murallón existente en la calle Ventana de Doña Aldonza, que salva el desnivel del cerro donde se ubica el castillo, calle abajo. Dichas oquedades de 15x15 cm eran utilizadas por palomas y tenían la profundidad suficiente para que nidificaran los vencejos, con lo que sólo tuvieron que corregir la entrada para permitir el acceso a éstos y no a las palomas. Una alternativa económica y rápida. Se consiguieron habilitar unos 90 huecos situados entre tres y seis metros de altura.



Imagen del murallón con los huecos originales de 15x15 cm y a la izquierda, vemos esas oquedades con la entrada reducida para permitir el acceso sólo a los vencejos.







Diecinueve de estas oquedades del murallón fueron ocupadas, de un total de 90. Aquí en esta imagen aún no habían terminado de adaptar la entrada de todos los huecos.


Los operarios del ayuntamiento de Santaella adaptando los huecos.También sugerimos que se podara la melia para hacer más visible los huecos y accesible la entrada y salida a ellos.

Finalmente, dado que el volumen de la colonia rondaba las doscientas parejas reproductoras, aconsejamos la habilitación de oquedades en la azotea del ayuntamiento, situada enfrente del viejo torreón.  Por ello, el ayuntamiento alzó dos paneles con unos tableros de md y aislante térmico en dicha azotea, creando  96 nidos disponibles.



Paneles ubicados en la azotea del ayuntamiento de Santaella, enfrente del viejo torreón y del recinto amurallado.



La altura de estas oquedades parecía más idónea que la de los huecos del murallón, pero ninguno se ocupó, a pesar de que incluso introdujimos material para hacerlos más atractivos a las aves. Quizás la distancia del reproductor, aproximadamente a unos dos metros  de los huecos, debiera haber sido mucho menor.




El consistorio local fué informado de la imperiosa necesidad de la reproducción de unos reclamos que le fueron proporcionados por el grupo local, emplazados en un lugar lo más próximo a los nuevos huecos habilitados.


Y cuando llegó Abril, ...llegaron los vencejos y encontraron sus huecos sellados y aunque a nosotros nos pueda parecer incomprensible, seguían fijados a sus viejos nidos e ignoraban las nuevas ubicaciones ofertadas. 



Lamentablemente hubo ciertos desajustes y los reclamos no se reprodujeron siempre a su debido tiempo, ni con la proximidad adecuada a los huecos , ni con el número de puntos ideal para cubrir los cincuenta metros de muralla.

Durante los meses de Mayo y Junio nos personamos para seguir la evolución de la colonia. Lamentablemente había quedado reducida a 24 parejas. Entre un 10-15% de la colonia estimada previamente en el viejo torreón. Se ocuparon 19 huecos en el murallón, y otros 5 cinco eran ocupados en un viejo lienzo de muralla, donde afortunadamente no habían sido sellados. 



Imagen del recinto amurallado publicada en  Andalucía Digital, donde aparecen casi un centenar de oquedades, donde también había vencejos, y cuya reforma también selló. Sólo cinco de esas oquedades están ocupadas en la actualidad. Los vencejos no sólo nidificaban en el torreón.


Lamentablemente se cumplieron las previsiones de los expertos a quienes consultamos y a las que hicieron oídos sordos los responsables del consistorio local, que fueron advertidos en el informe que les proporcionamos, de que 
sólo la reapertura de los mechinales garantizaba la pervivencia de la colonia. Realmente mantener la colonia habiendo sellado sus nidos seculares suponía un reto muy difícil y para el que habría que haber puesto los cinco sentidos.

Al menos no todo se ha perdido, gracias a labor de asesoramiento hemos conseguido que se doten esas oquedades para los vencejos, y muy probablemente la ocupación será mayor el próximo año. De otra parte, la reapertura de los mechinales del torreón está aún en el aire y depende del expediente sancionador que ha abierto la Delegación Provincial de Medio Ambiente. Ojalá tomen nota políticos y arquitectos de este caso para que no se vuelva a repetir. 


jueves, 10 de octubre de 2019

DIA MUNDIAL DE LAS AVES 2019

En la mañana del 6 de octubre nos reunimos como cada año en frente del molino de San Antonio para celebrar juntos el primer evento del curso : el Día Mundial de las Aves.






Concienzudamente, desplegamos mesas y carpa para montar el puestecillo. Empezamos con nuestro paseo de otoño acompañados por el canto del cetia ruiseñor y presentando a la familia de las garzas y sus miembros más representativos en el Guadalquivir cordobés : la garceta común, la garcilla bueyera, y la garza real.



Garceta común

Con los telescopios a hombros y los prismáticos en mano, nos dirigimos al entorno del puente romano desde donde pudimos observar el blanco puro de la garceta común, y el amarillo tan llamativo de la lavandera cascadeña. Un papamoscas cerrojillo en paso migratorio, nos dió el gusto de dejarse ver, afanado al pie de una adelfa.

Lavandera cascadeña



Papamoscas cerrojillo

Seguimos en busca de otras especies, y desde arriba, enganchamos a la elegante garza real en medio del río. También nos saludaron el martín pescador y algunas grajillas.

Martín pescador


Grajilla occidental


Garza real




Fue al final del paseo que tuvimos la suerte de descubrir, gracias a una mirada minuciosa, la presencia de un martinete escondido en la sombra entre los árboles. 
Nos visitaron también dos cormoranes sobrevolándonos, y no se fueron sin después hacernos una demostración de pesca. Compartiendo nuestras observaciones, aprovechamos para "digiscopear" todo lo que pudimos. 

Cormorán grande




Ya con el calor apretando, algunos de nosotros tuvieron la suerte de observar al discreto torcecuello a orillas del río mientras nos ibamos de vuelta todos a nuestro stand. Allí disfrutamos de las últimas horas de la mañana, pillando entre juegos y encuentros a un juvenil de busardo ratonero.



Busardo ratonero



Hucha común


Gracias a todos los que nos acompañaron, y nos vemos en nuestras próximas actividades ! Ya mismo estaremos revisando cajas nido en el Parque de los Villares !